La dextrosa también se conoce como glucosa o azúcar de maíz y es básicamente un carbohidrato simple con un índice glucémico de 100 que se considera muy alto en la escala del Índice Glicémico. Ha sido utilizado por los médicos como una vía intravenosa para las personas que no pueden beber líquidos, pero es más comúnmente utilizado por los atletas y culturistas inmediatamente después de una sesión de entrenamiento para ayudar a la recuperación.

Dextrosa, recuperación y músculo

La dextrosa eleva los niveles de azúcar en sangre y restaura el glucógeno que los músculos almacenan muy rápidamente, por lo que es la fuente ideal de carbohidratos para después del entreno o tras una competición, ya que estas propiedades de la dextrosa significa que es capaz de iniciar el proceso de recuperación mejor que los carbohidratos de liberación más lenta como los porridges de avena. La razón por la que es tan buena está relacionada con la eficacia con la que hace que nuestro cuerpo libere la hormona insulina. Básicamente, cuando consumimos un alto índice glucémico de carbohidratos, nuestros niveles de azúcar en sangre aumentan, lo que provoca la liberación de insulina, que es una «hormona de almacenamiento» y es altamente anabólica (lo que significa que promueve el crecimiento muscular). La insulina entonces le indica al cuerpo que comience a recuperarse y que envíe los nutrientes que tanto necesita a los músculos lo más rápido posible para comenzar a repararlos. Esta es la razón por la que la mayoría de las bebidas deportivas de recuperación contienen un alto índice glucémico de carbohidratos, como la dextrosa, y aunque hay otros carbohidratos en el mercado, la dextrosa es a menudo la opción preferida de los culturistas y atletas de fuerza porque es la mejor relación calidad-precio y a menudo requieren una gran cantidad de ella.

La Dextrosa y la resistencia

Además de ser utilizada por culturistas y atletas de fuerza para producir una respuesta anabólica después del entrenamiento y aumentar la masa muscular, la dextrosa también es ampliamente utilizada por los atletas de resistencia como un medio para asegurar que las reservas de glucógeno musculares estén completamente cargadas y listas para el entrenamiento o la competición. Los científicos L. Dunne et al (2006) compararon el suplemento de dextrosa con el suplemento de ribosa (otra forma de azúcar) para los remeros de élite dividiendo a los atletas en grupos y dando a un grupo 10g de ribosa antes y después del entrenamiento y a otro grupo 10g de dextrosa antes y después del entrenamiento. Después de 8 semanas concluyeron que la dextrosa mejoró positivamente el rendimiento más que la ribosa. Esta es la razón por la que muchos nutricionistas deportivos recomiendan la dextrosa a los atletas que requieren una fuente de energía instantánea.

Bibliografía:

  • Christopher J. Rasmussen (2008) ‘Nutrition Before, During, and After Exercise for the Strength/Power Athlete’ Essentials of Sports Nutrition and Supplements
  • Tim N. Ziegenfuss, Jamie Landis and Mike Greenwood (2008) ‘Nutritional Supplements to Enhance Recovery’ Nutritional Supplements in Sports and Exercise
  • A H Manninen (2006) ‘Hyperinsulinaemia, hyperaminoacidaemia and post-exercise muscle anabolism: the search for the optimal recovery drink’ British Journal of Sports Medicine, Volume 40, Issue 11, 900-905
  • L. Dunne, S. Worley and M. Macknin (2006) ‘Ribose Versus Dextrose Supplementation, Association With Rowing Performance: A Double-Blind Study’ Clinical Journal of Sport Medicine: January 2006 – Volume 16 – Issue 1 – pp 68-71

Leave a Reply

¡Recompensamos a nuestros lectores! Usa el código TPW30 Forpara un 30% de descuento en todo.
¡Comprar! >
close-image