Si aprendes a hacer el remo inclinado , entonces has desbloqueado uno de los mejores entrenamientos para toda su cadena posterior; trampas, romboides, lats, bíceps y deltoides posteriores. Lo que significa que obtendrás:

  • Un cuello y omóplatos más fuertes para llevar más peso en la vida diaria.
  • Mejores ‘músculos del ala’ para un mayor (y más limpio) poder de atracción.
  • Brazos tonificados, cargados con más fuerza para levantar, tirar y empujar.
  • Músculos bien formados de los hombros, que se suman a su creciente fuerza en la parte superior del cuerpo.

Por lo tanto, lo que en la tierra es una ‘cadena posterior’… Este término describe tu espalda completa – (no sólo la columna vertebral, estamos hablando de cada músculo de su espalda desde el talón hasta el cuello). Cuando un entrenamiento como el remo inclinado emplea todos los eslabones de la cadena, los principales músculos se unen para mantener su forma. Esto significa que las pantorrillas, los tendones, las mejillas, la espalda baja, la espalda media, la espalda alta, los hombros y el cuello trabajan al unísono (o en secuencia) para ayudarte a llegar a la cima, y porque confías en todos ellos, desarrollas la fuerza funcional que todos necesitamos en nuestras vidas fuera del gimnasio, y todo esto rinde dividendos cuando realizas movimientos «cotidianos» en la vida (como cargar una maleta en el aeropuerto).

Más allá de esto, tu postura también alcanza su punto máximo, por lo que se comporta con más confianza en el trabajo, en casa y especialmente cuando practicas cualquier tipo de deporte, y eso sin mencionar cómo una cadena posterior más fuerte puede incluso ayudar a minimizar el riesgo de lesiones en cualquier cosa que hagas. En caso de que aún no lo hayas resuelto, en TPW somos grandes fanáticos del remo inclinado, que junto con ejercicios como la sentadilla, el peso muerto y la prensa de hombros, es uno de los mejores engranajes que puedes poner en cualquier programa de entrenamiento de cuerpo completo.

Cómo hacer un remo inclinado

Puede empezar en un estante – o levantar el peso del suelo. Antes de entrar en él, no puedo dejar de insistir en lo importante que es reconocer tu capacidad para hacer este ejercicio en primer lugar.- Si sufres de algún tipo de problema de espalda – NOS REFERIMOS A CUALQUIER TIPO – entonces no puedo recomendarte que lo hagas. Si ese es el caso, deja de leer ahora y consulta a tu médico primero. Lo mismo sucede si tienes problemas del corazón, problemas de presión arterial o cualquier tipo de condición que afecte su respiración.

Cómo hacer un remo inclinado sobre una barra de pesas:

  1. Ponte en la posición correcta

    Deslice los pies bajo la barra para que el metal actúe como un ‘ecuador’ a través del centro de cada pie. Ahora imagina una línea vertical dibujada desde tus hombros hasta el suelo – quieres que tus pies sólo toquen por fuera de esta línea.

  2. Dóblate bien

    Siéntese ligeramente hacia atrás, de modo que sus caderas caigan y automáticamente doble las rodillas (otra vez, ligeramente).

    Ahora pivote hacia adelante para que los glúteos y los tendones de la corva comiencen a sentir la tensión de la posición – Nota: Si usted es nuevo en este entrenamiento o en el ejercicio en general, entonces usted puede notar una tensión significativa en la parte posterior de sus muslos. Ésto es una señal de que los tendones de la corva todavía no son lo suficientemente flexibles para tomar la tensión con seguridad. Por lo tanto, salga del entrenamiento y comience a trabajar en algunos ejercicios de movilidad de la parte inferior del cuerpo para desarrollar esa flexibilidad que tanto necesita, y luego podrá volver a visitar la fila doblada después de unas cuantas sesiones enfocadas en la movilidad. No lo fuerces, ya que puede causar una lesión que posponga su capacidad de hacer la fila por más tiempo. —

  3. Comprueba tu postura

    Para identificar si estás en la posición correcta para agarrar la barra, necesitas comprobar lo siguiente:

    El ángulo de los brazos es casi vertical en relación con el suelo. El ángulo del torso es casi horizontal en relación con el suelo. El ángulo del cuello es perfectamente recto en relación con la columna vertebral. La parte superior de la cabeza apunta hacia delante como una flecha. Tus ojos están fijos en un punto del suelo justo debajo de la cara (no a los pies, las manos, la barra, en línea recta hacia delante o hacia un lado).

  4. Agarra la barra

    Agarra la barra a la anchura de los hombros – con las palmas de las manos hacia adentro, hacia el cuerpo.

    (Para una prueba de fuerza máxima, algunas personas apretarán conscientemente la barra durante todo el proceso)

  5. Revisa tu postura (otravez)

    Vea el Paso #3.

  6. Tira de la barra

    Todo está en tus codos.

    Exhala mientras conduce las puntas de cada codo hacia el cielo para levantar la barra. No pienses en tu espalda, ni en tus bíceps, ni siquiera en tus dedos, sólo toma el peso de tus antebrazos y lanza suavemente los codos al cielo como si fueran un par de cohetes, empújalos hacia atrás detrás de ti para que tus omóplatos aprieten y la barra bese tu pecho. Empuje los codos sólo hacia atrás lo más que se sienta natural. No fuerces ningún movimiento incómodo.

  7. Bajar la barra

    Al mismo ritmo que tu ascensor, baja la barra hasta el suelo.
    Nota: Algunas personas prefieren evitar que la barra toque el suelo – otras prefieren dejarla caer completamente y empezar de nuevo. Nos gusta la primera…. pero siempre nos aseguramos de que estamos levantando ‘puro’ – y de no depender del ímpetu de un ascensor para alimentar al siguiente.

  8. Empezar de nuevo

    Evita levantar desde la espalda o los bíceps para evitar sacudidas peligrosas.

    Mantén los pies planos en todo momento. Resiste la necesidad de mirar los pies o la barra para evitar encorvarse correctamente. Si notas algún tipo de caída en la forma, baja el peso o salga del ejercicio por completo. Mantenga los codos pegados al cuerpo en todo momento.

Consejo para realizar el remo inclinado:

  • Evite levantar desde la espalda o los bíceps para evitar sacudidas peligrosas.
  • Mantenga los pies planos en todo momento.
  • Resista la tentación de mirar sus pies o la barra para evitar encorvarse justo encima.
  • Si nota algún tipo de caída en la forma, reduzca el peso o salga de la rutina de ejercicios por completo.
  • Mantenga los codos cerca del cuerpo en todo momento.

Algunos consejos:

Estás usando muchísima fuerza en todo el cuerpo… pero eso no significa que puedas volverte loco y empezar a coger muchísimos kilos desde el principio. Es como cualquier otro entrenamiento en el gimnasio…. Luz de inicio. Tómatelo con calma. Instala las técnicas en tu memoria muscular. Y vaya aumentando de peso a medida que avanza. La barra olímpica pesa entre 20 y 25 kg, vacía, Por lo tanto, empieza sin añadir nada de peso y familiarízate con la posición.

Consejo final: No te preocupes si la gente te mira ‘levantando la luz’ – nadie se da cuenta y vemos a los levantadores en nuestro gimnasio local ayudándose entre ellos todo el tiempo. La forma es más importante que el peso – siempre.

Si estás atascado en algo o quieres saber más sobre el remo inclinado, déjanos un comentario y lo hablaremos.

Leave a Reply

¡Recompensamos a nuestros lectores! Usa el código TPW30 Forpara un 30% de descuento en todo.
¡Comprar! >
close-image