Introducción a las técnicas de respiración al correr

Es difícil creer que el 2020 (por fin) está llegando a su fin. Ha sido un año realmente difícil para todos, pero poco a poco se va viendo la luz al final del túnel.

Un año nuevo significa una línea de demarcación que nos permite reevaluarnos como profesionales, amigos, vecinos, deportistas, etc. En lo que respecta al ejercicio, un año nuevo significa objetivos nuevos, deseos, propósitos que siempre nos ponemos y rara vez cumplimos.

Correr es una forma fantástica de ejercicio para quienes buscan mejorar su salud cardiovascular, perder algo de grasa corporal y mejorar su bienestar mental. Después de todo, existe una razón por la que existe la frase de “euforia del corredor”.

Estaréis de acuerdo en que cuando empezáis a correr, poco a poco se va notando una falta de aire, por supuesto, el nivel de preparación que tengas determinará esta dificultad de respiración. Si no has corrido en mucho tiempo, su cuerpo sufrirá un gran impacto cuando se ve obligado a un esfuerzo así al que no está acostumbrado.

En este artículo, aprenderá el orden apropiado de las técnicas que debes realizar para afinar su respiración mientras corre. Al hacerlo, podrá correr más rápido y con mayor comodidad.

correr

1. Asegúrate de estar usando los músculos correctos

Seguro de que no te has parado a pensar que músculos son los encargados de controlar la respiración. Pero esto no te convierte en un mal corredor, esto es algo normal. Sin embargo, el cuerpo humano está cuidadosamente diseñado para permitir un rendimiento óptimo si se usa de la misma forma, de manera óptima. Cuando se trata de correr, la respiración ha de hacerse con el diafragma.

El diafragma es un músculo en forma de cúpula que rodea las costillas inferiores y separa eficazmente las cavidades abdominal y torácica. Con respecto a la respiración, el diafragma es el músculo principal involucrado con ella. Cuando el diafragma se contrae, el pecho se expande para dejar espacio para los pulmones llenos de aire.

Con demasiada frecuencia, las personas tienden a respirar utilizando los músculos respiratorios ‘accesorios’ del cuello y la parte posterior de la espalda. Si sientes tensión en los hombros o tensión en estas zonas mientras corres, céntrate en dejar que los brazos se balanceen sin esfuerzo y retrae el cuello. El diafragma no es exactamente un musculo que puedas ‘sentir’ mientras corres, pero es bastante obvio cuando los músculos accesorios están actuando.

2. Desarrolla una cadencia

Si alguna vez has visto entrenar a maratonistas de élite, algo que notaras es cuán sincronizados son sus patrones de respiración, y de manera natural. El cuerpo responde mejor a las tensiones a las que ya está acostumbrado, por lo que la respiración esporádica pasa factura al cuerpo.

Volvamos a los sistemas que entran en juego durante la carrera. El sistema cardiovascular obviamente tiene un papel muy importante. El sistema muscular produce el movimiento. El sistema respiratorio intercambia la respiración. Pero, ¿Qué controla cada uno de estos sistemas? El sistema nervioso.

Al usar una estrategia de respiración rítmica, estamos preparando nuestro sistema nervioso para que funcione de manera eficiente y no ‘enloquecer’ cuando el cuerpo se cansa. Ahora, no existen una cadencia de respiración ‘única’. Sin embargo, practicar un patrón tipo: exhalación 2:2 o 2:3 es un buen punto de partida. Esto significa inhalar contando hasta dos y exhalar contando hasta dos o tres, lo que nos lleva a nuestro último paso…

3. Práctica la cadencia

Roma no se construyó en un día, y tu cadencia de respiración tampoco lo hará. Por ello debes practicar esta cadencia y poco a poco te irás acostumbrando a ella hasta que te salga de manera natural.

Quizá su calentamiento consista en una caminata de 10 minutos. Este momento sería perfecto para comenzar a practicar la cadencia de respiración. Comience a practicar la candencia andando, y poco a poco vas subiendo el nivel.

ejercicios de bajo impacto

Conclusión

Por supuesto, cualquier cosa que valga la pena no es fácil conseguirlo, la mayoría requiere de esfuerzo y perseverancia. Para lograr correr durante más tiempo y mejorar la velocidad media, necesita mejorar la técnica de respiración. Al concentrarse en respirar con los músculos adecuados y con un buen ritmo, mejorará su rendimiento a la hora de correr.

Nuestras recomendaciones en proteínas

Leave a Reply

¡Recompensamos a nuestros lectores! Usa el código TPW30 Forpara un 30% de descuento en todo.
¡Comprar! >
close-image