La beta-alanina es practicamente un suplemento bastante nuevo en el mercado. Sin embargo, hay bastantes investigaciones en curso sobre los efectos de la beta-alanina. Cuando un suplemento tiene tantos beneficios como la beta-alanina, se investiga para tratar de averiguar todo lo posible al respecto. Tras realizar una amplia gama de pruebas, los científicos pueden averiguar si los suplementos tienen efectos secundarios y cómo evitarlos. Ya hay mucha información disponible para ayudar a asegurarse de que la tome de manera segura.

¿Es peligrosa la beta alanina?

La beta-alanina es producida naturalmente por el cuerpo. Como pasa con la mayoría de las sustancias qeu son producidas por el cuerpo, es poco probable que la beta-alanina cause algún daño siempre y cuando se tome en cantidades moderadas. Su cuerpo es capaz de autorregular la beta-alanina lo que significa que si hay demasiada beta-alanina presente, puede deshacerse de ella. Desafortunadamente, esto se produce a través de un pequeño periodo de diarrea. Aunque es desagradable, no es un efecto secundario peligroso y desaparece rápidamente. Este tipo de reacción es similar en todos los aminoácidos que se pueden tomar como suplementos.

Beta alanina y Carnosina

Los niveles de carnosina aumentan en el cuerpo cuando se toma beta-alanina como suplemento. La producción de carnosina suele estar limitada por un suministro escaso de beta-alanina. Cuando la beta-alanina está presente, el cuerpo produce tanta carnosina como sea necesario. Los niveles de carnosina aumentan hasta que están tan altos como el cuerpo los necesita. Esta es la razón por la que los estudios muestran que la carnosina deja de aumentar después de que el suplemento ha sido tomado durante aproximadamente 8 semanas. Una vez que los niveles de carnosina han alcanzado el nivel máximo de su cuerpo, cualquier exceso de beta-alanina se elimina.

¿Por qué siento un hormigueo?

La sensación de hormigueo (similar a la de los alfileres y agujas) que se puede experimentar cuando se toma un suplemento antes del entrenamiento son a menudo los efectos de la beta-alanina trabajando. Esta sensación de hormigueo se conoce como parestesia aguda. La razón de la parestesia aguda cuando se toma beta-alanina es desconocida, aunque se han formado ideas. Es muy probable que la sensación sea causada por el efecto que la beta-alanina tiene en su sistema nervioso central. Algunos de sus nervios pueden estar sometidos a un estrés leve durante la administración de suplementos de beta-alanina, lo que produce una ligera sensación de hormigueo. Esta sensación ha demostrado ser temporal, incluso con altas dosis de beta-alanina. Si usted toma una dosis mayor, la sensación es más intensa. Cantidades excesivas de beta-alanina harán que la sensación de hormigueo sea muy incómoda. Si la parestesia aguda es algo que le preocupa, consulte a un médico antes de usar el suplemento.

Leave a Reply

¡Recompensamos a nuestros lectores! Usa el código TPW30 Forpara un 30% de descuento en todo.
¡Comprar! >
close-image